Discriminación y Globalización


(http://www.vitrinasur.com)
No se puede desentender que el proceso de globalización acarrea un sin número de problemas sociales que son muy difíciles de reconocer para todos pero que sin duda se encuentran presentes en nuestras culturas, y quizá una de los factores más agrestes de este proceso social como es la discriminación racial.
Tras la globalización y el aumento de la tecnología para viajar, se ha producido un importante movimiento intercultural entre todos los países del mundo, sin excepción, y es aquí donde la globalización presenta uno de los problemas más grandes, es el germen de la discriminación.
Como este blog apunta a mirar la globalización, no como un proceso nuevo sino por el contrario, demostrando empíricamente que este proceso se lleva a cabo desde hace ya cientos de años,
Es por eso que me gustaría en esta ocasión, atacar la globalización, demostrando con el actuar de los romanos y su imperio que el avanzar en tropas hacia distintos continentes acarreaba muchos problemas, y muchas veces lo pueblos sometidos se vieron vulnerados dentro de sus mismas tierras, por ejemplo si un romano llevaba muchas cargas de cosas y tenía que transportarlas de un lugar a otro, y si en su camino él identificaba a un judío, el romano podía obligar a este a llevar su carga durante por lo menos un a milla, teniendo que dejar lo que estaba haciendo para cumplir con esa orden romana. No es muy difícil seguir con el análisis de esta historia, ya que es evidente la falta de empatía que tenían los romanos al dictar estas leyes, absolutamente arbitrarias y con un nulo sentido de valor ético, donde los pobres judíos, por nombrar solo algunos de los pueblos avasallados por los romanos, debían aceptar, incluso si no lo hacían se veían obligados a recibir crueles castigos, como cargar un muerto que se estuviera descomponiendo, hasta que los gusanos de ese muerto se comieran al condenado al cuero vivo.
Como vemos, la globalización, tomada desde el punto de vista que uno la quiera tomar, puede ser buena o mala, y cada uno sabe más o menos lo que piensa de todo lo que está sucediendo en el mundo, pero aquel que quiera cerrar los ojos y decir que la discriminación no existe, está completamente equivocado, pero mientras esta barrera no se pueda romper en nosotros, las tareas van a quedar a las futuras generación, y he ahí la importancia de la tolerancia cultural, ya que todo esto ya no se puede frenar, es una realidad constante, la cual debemos enfrentar con madurez cultural y con alturas de miras, no quedarnos en el pasado y seguir construyendo este mundo, en el cual habitamos todos.

Alejandro Stefanini C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada